¿Y tú qué sabes del Sacha Inchi?

¿Y tú qué sabes del Sacha Inchi?

¿Y tú qué sabes del Sacha Inchi?

Aunque no sabía muy bien que era, cuando probé por primera vez el aceite de sacha inchi, me encantó. Seguramente te estás preguntando ¿Qué tiene de especial? y acá te voy a contar todas las propiedades de esa plata y por qué llamo mi atención.

El Sacha Inchi, también conocido como “el maní peruano” proviene de una planta nativa de la región del Amazonas, específicamente del Perú, ha sido utilizada desde hace muchísimo tiempo por el imperio Inca por su cantidad de beneficios, se ha convertido en un cultivo no tradicional promisorio por su potencial para nuevos mercados nacionales e internacionales. Y es conocida como mani porque sus semillas contienen una de las más importantes fuentes de omega-3, 6 y 9 del mundo, mucho más que el bacalao, además, contiene antioxidantes como el alfa-tocoferol y vitaminas A y E.

¿Cuáles son los beneficios del Sacha Inchi?

  • Contrarrestar problemas de colon irritable
  • Reducir el colesterol malo, no se imaginan el descanso que ha tenido mi organismo.
  • Perder peso.
  • El cuidado del cabello, seco o maltratado y su caída.
  • Mantener la piel sana (Esa piel de bebé que siempre has querido).
  • Combate el cansancio, stress e insomnio
  • Retrasar el proceso de envejecimiento.
  • Mejorar la circulación sanguínea.
  • Reducir problemas hormonales en la mujer y los síntomas de la menopausia.
  • Combate las infecciones producidas por hongos.
  • Protege y da brillo a los labios

¿Y cómo se consume el Sacha Inchi?

Todas las mañanas puedes comer en ayunas 5 semillas o una cucharada de aceite de Sacha Inchi, ¡Te lo súper recomiendo! En pocos días vas a ver los resultados.

También lo puedes consumir en como aderezo o en ensaladas ¡Ya no tienes que inventar salsas raras para tus vegetales!

Otra forma de consumo es en harina, ideal para preparar versátiles recetas.

¿Cómo se hace la extracción del aceite de Sacha inchi?

El proceso de extracción se obtiene a través del prensado en frió, utilizando semillas vírgenes seleccionadas. Lo primero que se debe hacer es el pelado y descascarado de los frutos, con el fin de obtener la nuez limpia y lista para su siguiente proceso. Una vez finalizado, pasamos la nuez a la máquina de prensado poniendo presión directa. Al finalizar, el aceite obtenido pasa por un filtrado manual para hacer la separación de sedimentos y obtener todas las propiedades y su valor nutricional. Una vez está listo es embotellado en envases oscuros para que no pasen los rayos de luz.

Recomendaciones:

  • Si eres diabético, no es recomendable que consumas el Sacha Inchi porque puede elevar los niveles de azúcar en la sangre.